Y pensar que cuando nos conocimos eramos tan flacos.