Facebook es como el alcohol