Las altas son bonitas, pero las chaparritas uff enamoran