El vecino ejemplar es aquel que tiene el wi-fi sin contraseña