En la primera época de casados el marido habla y la mujer escucha