A esa bola de insensibles que prefieren comprar cerveza