Adrenalina es meterse la mano al bolsillo y no sentir el móvil