Al que le va mal en el amor, le va bien en el dinero.