Algunos hacen yoga para alimentar el alma