Que no se pierda la bonita costumbre de saludar