Dios le dijo a la mujer que no comiera el fruto prohibido.