Es fácil lucir perfecto, cuando no has hecho nada.