La abuela sufrió un infarto