La bendición, un domingo cualquiera a las 7 a.m