Lo peor de diciembre es que se aproxima la navidad