Los animales sienten los desastres antes de que ocurran