Que lindo es no tener deudas