Tanto que me costó tener amigos,