Todos tenemos una amiga con esa risa delicada