Una pera esperando en el autobús