Los gorditos somos más atractivos.