Si Adán y eva no se hubieran comido esa manzana