jueves, febrero 22, 2024
InicioChistes de médicosVisitando al otorrino

Visitando al otorrino

Visitando al otorrino.

Un hombre va al otorrino y le dice:

Mire doctor, mi mujer se está quedando sorda.

Ya bueno, y ¿Dónde está su mujer?

Lo que pasa es que ella es muy orgullosa y no va a querer venir, pero yo necesito que me dé una solución porque ya no puedo más con ella.

Yo la quiero mucho pero esta falta de comunicación me está matando.

– Bueno vale, pues vamos a hacer una cosa. Usted háblele a ella desde una distancia prudencial, y vaya acercándose hasta que ella le conteste.

Luego me mide la distancia, me lo dice y ya veo yo el grado de sordera que tiene y ya la puedo ayudar.

Allá que se va el hombre para casa, y nada más entrar grita:

– ¡Amparo!

Nada.

Se acerca hasta el recibidor y vuelve a gritar:

– ¡Amparo!

Nada.

Entonces ya entra hasta el salón y vuelve a gritar:

– ¡Amparo!

Y nada.

Ya desesperado, que piensa que su mujer está sorda como una tapia, se acerca hasta la cocina y allí la ve fregando.

Se pone detrás de ella y vuelve a gritarle:

– ¡Amparo!

– ¿¿¿Qué quieres???, ¡¡que ya te lo pregunté cuatro veces!!

CHISTES BUENOS, GRACIOSOS Y DIVERTIDOS

Si logramos sacarte una sonrisa, no olvides dejar tu comentario, y no dudes en compartir en tus redes sociales…

Recuerda que también puedes seguirnos en TWITTER, e INSTAGRAM y FACEBOOK

 

Facebook Comments
4.7/5 (7 Reviews)
Chistes relacionados
- Advertisment -

Chistes más populares

Recent Comments

Visitando al otorrino